El uso de las mascarillas de protección respiratoria tiene un papel importante en cuanto a prevención y control de infecciones dentro de los centros sanitarios para evitar la transmisión de gérmenes. Las mascarillas de protección son medidas de barrera usadas principalmente por Médicos, enfermeras, auxiliares y farmacéuticos. Incluso pacientes pueden llevar mascarillas desechables con el fin de protegerse y evitar el principal factor de riesgo de contagio de posibles infecciones que se transmiten o se pueden adquirir a través de la boca y nariz.

Mascarillas ffp2

MASCARILLAS DE PROTECCIÓN FFP2

¿Qué son las mascarillas de protección FFP2?


Estas mascarillas son Equipos de Protección Individual (EPI) y se recomiendan fundamentalmente para centros sanitarios en el empleo por profesionales para crear una barrera porque estas son mascarillas auto filtrantes para partículas que pueden estar presentes durante la atención , esto con el fin de impedir que el personal sanitario respire aerosoles que pudieran contener agentes biológicos peligrosos de los pacientes, ya que están diseñadas para proteger de fuera hacia dentro. También pueden estar recomendadas para grupos vulnerables por indicación médica.


Estas mascarillas ofrecen una barrera física que en la mayoría de los casos no requiere válvulas de exhalación. El objetivo principal es evitar la propagación de aire, saliva o, en algunos casos, el contagio por sangre. Por cuestiones de higiene, se recomienda no usar la mascarilla por más de 8 h. y en caso de que se humedezca o deteriore en el uso, se recomienda cambiarla por una nueva.


Mascarillas de Protección Respiratoria de Farmadosis


Estas mascarillas ofrecen el mayor nivel de protección respiratoria al usuario. Tienen una eficacia de filtración mínima del 94% y un porcentaje de fuga hacia el interior máximo del 6%, están destinadas a proporcionar una barrera física protegiendo al usuario de la inhalación de contaminantes ambientales como patógenos, productos químicos y aerosoles que puedan contener agentes biológicos nocivos.


Composición: Contienen uno o varios filtros de micro partículas de tejido y tela fundida. Cinta de fijación y pinza nasal.

COMPRAR

MASCARILLA QUIRURJICAS

MASCARILLAS QUIRÚRGICAS DESECHABLES


Las mascarillas quirúrgicas son las que podemos ver en ambientes clínicos. Por lo que se aconseja para los profesionales que estén a menos de dos metros de otras personas, así como para los pacientes con síntomas respiratorios que estén en cuarentena. Ofrecen un nivel de protección mayor, son utilizadas en cirugías y procedimientos sanitarios. Estas mismas mascarillas se recomiendan para las personas mayores, pacientes crónicos o embarazados cuando salen a la calle o están en contacto con otras personas.


Están diseñadas para filtrar el aire exhalado, por lo que estas mascarillas están planeadas para filtrar el aire expelido, protegiendo a quienes están alrededor, evitando la dispersión viral al estornudar, toser o hablar.


Deben poseer un mecanismo que permita ceñirla estrechamente sobre nariz, boca y barbilla a quien la lleva puesta.

MASCARILLAS CIVILES


Son las más usuales, destinadas a personas asintomáticas. Las mascarillas higiénicas forman parte de la que se recomienda a la población general para salir y tener su vida social o moverse en transporte público, ya que en estas situaciones no es posible mantener una distancia de seguridad.


Nuestras mascarillas están hechas de 3 capas, 2 capas de tela no tejida y 1 capa en medio de tela fundida de 25g/m2, con buena permeabilidad al aire.


Se certifican por la normativa EN 14683, y están indicadas para actuar como medio de barrera frente a los agentes infecciosos en todos los ámbitos de la vida cotidiana.


Así podremos tener la higiene y la seguridad mínima que se requieren de unas mascarillas desechables.

COMPRAR

Farmadosis

Si quiere recibir información adicional acerca de nuestras soluciones no dude en ponerse en contacto con nosotros.

¿Cómo nos conoció?